miércoles, 26 de enero de 2011

Más que solo movimiento

La danza, por si sola, tiene un atractivo visual increíble para muchas personas. Los vestuarios, los instrumentos, los colores, los pasos; son una combinación de características que la hace llamativa en lo natural, sin embargo, la danza va más allá de esto, es mucho más de lo que podemos ver.
‹‹Y cuando el espíritu malo de parte de Dios venía sobre Saúl,  David tomaba el arpa y tocaba con su mano;  y Saúl tenía alivio y estaba mejor,  y el espíritu malo se apartaba de él.›› 1 Samuel 16:23
Lo mismo que sucedía cuando David tomaba el arpa en sus manos y la tocaba, debe suceder cuando un ministro toma un instrumento y danza para el Señor, a través de su danza se debe desatar un mover espiritual que traiga a la congregación sanidad y liberación.

Esto no significa que cualquier persona que tome un instrumento en sus manos pueda desatar el poder de Dios al danzar, porque el instrumento en sí mismo no es nada, solo un objeto inanimado que no tiene virtud alguna. Son la cobertura, la unción y el respaldo de Dios sobre la persona lo que permite que esto suceda.

La diferencia la hace quien toma el instrumento, que teniendo el respaldo de Dios puede moverse no solo en lo natural, sino también en lo sobrenatural. Si el ministro permanece en santidad y busca la presencia de Dios es seguro que desatará Su poder y cada movimiento tendrá repercusiones en lo espiritual.

Cada vez que nuestro ministerio se prepara para un servicio les digo a todos los que danzarán: Dios no necesita artistas que tomen un instrumento y dancen; aunque lo hagan muy bien, Él lo que desea son ministros, adoradores que hagan Su presencia descender y transformar corazones.

El estilo de vida de David deja claro algunos puntos importantes a tomar en cuenta para que esto y más pueda ser una realidad en nuestra vida:

  • Relación con el Padre: tenía bien claro quién era su Dios, y más que eso, quién era él en Dios.
  • Vida de adoración: vivía en continua intimidad y comunión con Dios.
  • Corazón humilde: a pesar de haber fallado, sabía reconocer su error y buscaba el perdón de Dios.
  • Corazón perdonador: perdonaba las ofensas de otros, por más difícil que fuera, para no poner estorbos entre él y Dios. 
  • Respeto a sus autoridades: sabía reconocer sus autoridades, aún en momentos en que era mucho más fácil revelarse.

Estas son algunas características de un hombre llamado por Dios “un hombre conforme a mi corazón”, busca tú también ser un hombre o una mujer conforme a Su corazón.
‹‹Bendito sea Jehová,  mi roca,
Quien adiestra mis manos para la batalla,
Y mis dedos para la guerra; ›› Salmo 144:1
Si le sirves a Dios a través de la danza, no importa si eres nuevo o ya llevas tiempo en esto, lo mejor que puedes hacer es buscar la presencia de Dios para que Él mismo sea que te adiestre. En Su presencia es donde te puedes preparar para lograr que la danza sea más que solo movimiento, y puedas lograr pasar de ser tan solo un danzor, a ser un ministro de la presencia de Dios.

Hoy te reto a ti, para que cada vez que muevas un instrumento sucedan cosas sobrenaturales, y puedas ver a Espíritu Santo respaldando cada uno de tus movimientos.

Expresa tu libertad!

No sé si sabes lo que se siente estar físicamente privado de libertad, pero si sé que la mayoría de personas que llegamos a los pies de Cristo venimos de vivir en el mundo en una condición de total esclavitud. Sin embargo, una vez que conocemos la verdad, Dios nos hace libres y esa libertad que Él nos ha dado, nosotros debemos expresarla y exteriorizarla.

 ‹‹y conocerán la verdad,  y la verdad los hará libres.›› Juan 8:32 (NVI)
Dios nos hace ver por medio del profeta Jeremías, que una de las mayores expresiones de libertad es la danza; después que el pueblo escogido por Dios había sido llevado cautivo, Él promete su libertad y declara que todo el pueblo la celebraría danzando.
 ‹‹Entonces las jóvenes danzarán con alegría,
y los jóvenes junto con los ancianos.
Convertiré su duelo en gozo, y los consolaré;
transformaré su dolor en alegría.›› Jeremías 31:13 (NVI)
No tiene importancia si eres hombre o mujer, niño o adulto, grande o pequeño; debes expresar la libertad que Dios te ha dado por medio del sacrificio de Cristo en la cruz. Si tú realmente eres libre debes ser capaz de manifestar tu libertad, capaz de demostrar que ya nada te ata y que tienes completa libertad de adorar y exaltar el nombre del Señor.

En las congregaciones generalmente hay personas que parecen estar atadas de pies y manos, pero lo único que necesitan es expresar la libertad que Dios les ha dado para sentirse verdaderamente libres; porque en su expresión de alabanza hay armas que hacen huir a los enemigos que intentan aprisionarlos.
‹‹Que alaben su nombre con danzas;
 que le canten salmos al son de la lira y el pandero.
(…)
Que broten de su garganta alabanzas a Dios,
 y haya en sus manos una espada de dos filos››
Salmo 149:3,6 (NVI)
Dios se agrada en las personas que no temen expresar su libertad, que danzan y que gritan en su presencia, que no se reprimen por el temor al qué dirán, que se humillan ante el hombre; pero son exaltados delante de Dios.

Brinca, grita, danza, canta; haz lo que tú quieras, pero demuestra al enemigo que disfrutas de una libertad continua dada por Dios y que no vas a permitir que te la arrebate de tus manos.
‹‹Cristo nos libertó para que vivamos en libertad.  Por lo tanto,  manténganse firmes y no se sometan nuevamente al yugo de esclavitud.›› Gálatas 5:1 (NVI)
Hoy te insto para que seas espontáneo, original al expresar tu condición de libertad. Danza y gózate delante de Dios, muéstrales a todos la libertad de espíritu con que Dios nos ha hecho libres para siempre.

lunes, 4 de enero de 2010

Los 3 cielos bíblicos

El tema de los múltiples cielos es un tema que ni aún los mayores estudiosos de la biblia, ni los propios teólogos han logrado resolver, sin embargo se pueden mencionar algunas citas que nos dan un poco de luz para este tema.

Conozco a un hombre en Cristo, que hace catorce años (si en el cuerpo, no lo sé; si fuera del cuerpo, no lo sé; Dios lo sabe) fue arrebatado hasta el tercer cielo. 2 Corintios 12:2 

Desde el inicio de la Biblia, en el primer versículo del Génesis y mediante todas las escrituras, Dios nos hace ver que no existe únicamente un cielo (el que vemos con nuestros ojos naturales), sino que existen múltiples cielos.

En el principio creó Dios los cielos y la tierra. Génesis 1:1

He aquí, de Jehová tu Dios son los cielos, y los cielos de los cielos, la tierra, y todas las cosas que hay en ella. Deuteronomio 10:14 

Claramente vemos que dice “los cielos”, no el cielo, como estamos acostumbrados a decir nosotros. Sin embargo, la palabra cielo (en singular) también es  utilizada en las escrituras.

Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes. Efesios 6:12 

Otro término que se puede utilizar para hacer referencia a los cielos es “regiones celestes”, las cuales no son físicas, si no espirituales. Y a nosotros únicamente se nos dio capacidad de mirar la primera región de manera natural, que es el cielo. Las nubes, el sol, la luna y todos los cuerpos celestes que podemos mirar.

Además, este versículo nos deja ver que las fuerzas del enemigo que se mueven contra nosotros actúan en  estas “regiones celestes”.


Un claro ejemplo de nuestra corta capacidad para ver las regiones celestes está en II Reyes 6:17, donde Eliseo estaba siendo rodeado por un gran ejército sirio, sin embargo el confió en Dios y en Ru poder, conociendo que el ejército de los cielos pelearía por él, mientras que su siervo temía por las vidas de ambos, más Eliseo oró a Jehová y a su siervo le dio la capacidad para ver más allá de la esfera a la cual estamos limitados.

Y oró Eliseo, y dijo: Te ruego, oh Jehová, que abras sus ojos para que vea. Entonces Jehová abrió los ojos del criado, y miró; y he aquí que el monte estaba lleno de gente de a caballo, y de carros de fuego alrededor de Eliseo. 2Reyes 6:17 

¿En cuál cielo está Dios y los ángeles?

Y repentinamente apareció con el ángel una multitud de las huestes celestiales, que alababan a Dios, y decían:
¡Gloria a Dios en las alturas,
Y en la tierra paz, buena voluntad para con los hombres!
Sucedió que cuando los ángeles se fueron de ellos al cielo, los pastores se dijeron unos a otros: Pasemos, pues, hasta Belén, y veamos esto que ha sucedido, y que el Señor nos ha manifestado. Lucas 2:13-15

Jehová está en su santo templo;
 Jehová tiene en el cielo su trono;
 Sus ojos ven, sus párpados examinan a los hijos de los hombres. Salmo 11:4 

Jehová, nuestro Dios, tiene su trono en lo más alto, él es Soberano, y su reino se extiende más allá de lo que podemos imaginar. Dios habita en las alturas, y si existen 3 cielos o 3 regiones celestes, podemos afirmar que El habitaría en el tercero y más alto.
Este cielo es el que le fue mostrado a Ezequiel en la visión de Dios, donde pudo mirar los seres vivientes que dan gloria al Rey.


¿Satanás y los espíritus inmundos?


En Efesios 6:12 vemos claramente que nuestra lucha no es contra carne y sangre, esto quiere decir que son espíritus inmundos, en esta cita se describe una lista, y lo más relevante es que nos dice que habitan en las regiones celestes.


¿Entonces en cuál cielo habitan? Se puede afirmar que no lo hacen en el tercero, debido a que este es el Trono de Dios, y Lucifer fue echado del Monte Santo de Jehová a causa de su pecado, el orgullo.

A causa de la multitud de tus contrataciones fuiste lleno de iniquidad,  y pecaste;  por lo que yo te eché del monte de Dios,  y te arrojé de entre las piedras del fuego,  oh querubín protector. Ezequiel 28:16 (13 en adelante)

Entonces podría ser que habiten tanto en la primera como en la segunda esfera espiritual, analicemos el siguiente versículo:

Mas el príncipe del reino de Persia se me opuso durante veintiún días;  pero he aquí Miguel,  uno de los principales príncipes,  vino para ayudarme,  y quedé allí con los reyes de Persia. Daniel 10:13

Daniel había clamado al Dios del cielo, y su oración había sido oída, sin embargo la respuesta que Dios envió se había tardado, porque el ángel que Jehová envió a Daniel había sido retenido por el príncipe de Persia durante 21 días, hasta que Miguel, uno de los principales ángeles de Jehová, llegó a ayudar al ángel.

Si nosotros nos encontramos en el primer cielo y Dios está en el tercero, la respuesta que Dios envió debía atravesar el segundo cielo para llegar a Daniel, de manera que se puede deducir que esta lucha se estaba llevando a cabo en el segundo cielo y que ahí es donde habitan nuestros enemigos espirituales. Pero analicemos la siguiente cita:

Y cuando salió él de la barca, en seguida vino a su encuentro, de los sepulcros, un hombre con un espíritu inmundo Marcos 5:2 

Si los demonios habitaran únicamente en el segundo cielo sería imposible que un hombre tenga un espíritu inmundo, porque ellos no son omnipresentes, únicamente Dios tiene el poder de estar en todo lugar al mismo tiempo.

En conclusión a las citas analizadas podemos decir que las regiones habitadas por los enemigos de Dios y nuestros son la primera y la segunda regiones espirituales.


Y… ¿qué tiene que ver esto conmigo?


Tú eres un hijo de Dios, habitas en una región espiritual distinta a la de Dios, pero eres heredero del Reino de los cielos, tienes una morada junto al Padre que está en los cielos de los cielos.

y juntamente con él nos resucitó, y asimismo nos hizo sentar en los lugares celestiales con Cristo Jesús. Efesios 2:6 

Nosotros estamos sentados juntamente con Cristo, ¿dónde está Cristo? sentado a la diestra del Padre. De manera que nosotros estamos sentados en el Tercer Cielo!!! no físicamente, pero nuestra condición espiritual de autoridad es esa. Pero no debemos quedarnos ahí:

para que la multiforme sabiduría de Dios sea ahora dada a conocer por medio de la iglesia a los principados y potestades en los lugares celestiales. Efesios 3:10 

Yo soy la iglesia, tú eres la iglesia, nosotros somos la iglesia!!!
Entonces como danzores debemos ejercer nuestra autoridad, el poderío que se mueve en la tercera región celestial o tercer cielo y establecerlos en la región celestial que fuimos establecidos, el primer cielo.


Somos Pies de Guerra, y danzamos aquí en la tierra, pero nuestra danza se debe sentir no solo aquí, sino también en todas las regiones celestes y por la autoridad que Jesucristo nos dio, debemos hacer temblar todos nuestros enemigos.

El danzor adorador

¿Qué es la adoración?

Los términos traducidos en la biblia como adoración significan básicamente «adorar, postrarse, bajarse, inclinarse».

Adorar es despojarnos de nosotros mismos, es reconocer nuestra posición frente a Dios. Es humillarnos y reconocer que nada somos sin el Señor nuestro Dios, es deshacernos en Su presencia, es rendirnos y aceptar que nada valemos fuera de Él.

los veinticuatro ancianos se postran delante del que está sentado en el trono, y adoran al que vive por los siglos de los siglos, y echan sus coronas delante del trono, diciendo:
Señor, digno eres de recibir la gloria y la honra y el poder; porque tú creaste todas las cosas, y por tu voluntad existen y fueron creadas.
Apocalipsis 4:10-11
Debemos arrojar nuestras coronas delante de Él, es decir, debemos renunciar al gobierno que tenemos de nosotros mismos y permitir que el Señor gobierne por completo nuestras vidas. La adoración no es solo una actitud, sino también un estilo de vida.

Nuestra adoración se basa en que Dios es nuestro creador, que con amor nos dio vida y espera que nosotros correspondamos a Su amor, que seamos adoradores de Su presencia. Dios nos creó a nosotros, no nosotros a nosotros mismos.

¿Qué debe hacer un danzor adorador?

Dios es Espíritu; y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que adoren.
Juan 4:24

El danzor o ministro debe adorar en espíritu y en verdad, porque Dios el Padre busca adoradores así, nosotros debemos ser un vivo ejemplo de los adoradores que el Señor busca.

Adorar en espíritu; nuestro espíritu es el que tiene comunión directa con el Espíritu Santo de Dios, debemos permitir que Dios nos domine y nos instruya a través de Él. Nuestro Consolador es el único que nos puede guiar a ser adoradores que adoren en espíritu, El nos puede enseñar a ser adoradores agradables a Dios porque es el único que conoce Su corazón.

Adorar en verdad; nuestra mente o alma debe estar de acuerdo con el Espíritu Santo de Dios, debe estar alineada a la voluntad de Dios. Esto es permitirle que sus diseños sean establecidos en nosotros y de esta manera nosotros podamos establecerlos en la tierra en la cual fuimos puestos.

¿Entonces qué tenemos que hacer?

Debes humillarte ante de la presencia de Dios, darle el lugar que se merece como nuestro Dios y Creador. Además debemos permitir que nuestro espíritu y nuestra mente sean una con el Espíritu Santo, ya que Él conoce las llaves que nos llevaran a dar una ofrenda de olor fragante para el Señor.

Tenemos que tener presente siempre que nuestra danza es para agradar a Dios, Él fue quién nos dio el talento, de manera que la mejor manera de agradecerle es entregárselo por completo a Él.

jueves, 14 de mayo de 2009

Toma el pandero!

El pandero o tamboril fue preparado por Dios en la creación del gran querubín para alabanza de Su nombre, sin embargo la gracia de Dios fue quitada del querubín protector por causa de su iniquidad y porque se halló en él maldad. [Ezequiel 28:13-19]


Ahora somos elegidos nosotros quienes por la gracia y misericordia de nuestro Señor, podemos utilizar este instrumento para dar gloria y honra al único que la merece, al Dios creador de los cielos y la tierra. [Salmo 150:4]


Algunos de los moveres que tiene el pandero bíblicamente son:

» El pandero es un instrumento de alabanza, simboliza júbilo, gozo. Muchas veces en la palabra este instrumento fue usado en grandes fiestas y celebraciones. Principalmente en la victoria del pueblo de Israel sobre sus enemigos. En nuestro caso es una manera de demostrar el gozo que sentimos al saber que la victoria sobre el enemigo es nuestra, gracias al sacrificio en la cruz.
«Aconteció que cuando volvían ellos, cuando David volvió de matar al filisteo, salieron las mujeres de todas las ciudades de Israel cantando y danzando, para recibir al rey Saúl, con panderos, con cánticos de alegría y con instrumentos de música.» [1 Samuel 18:6]


» El pandero es un instrumento utilizado por Dios para preparar el ambiente profético, este da libertad al Espíritu Santo de moverse como a Él le plazca en la vida de cada uno de nosotros. El sonido del pandero puede ser interpretado como la voz directa de nuestro Dios, quién se dirige a nosotros para infundirnos paz y transformar nuestros corazones por completo.
«Después de esto llegarás al collado de Dios donde está la guarnición de los filisteos; y cuando entres allá en la ciudad encontrarás una compañía de profetas que descienden del lugar alto, y delante de ellos salterio, pandero, flauta y arpa, y ellos profetizando.» [1 Samuel 10:3]


» El pandero es un instrumento de guerra, Jehová mismo lo utiliza para dictar juicio sobre nuestros enemigos. Al sonar del pandero le recordamos a nuestro enemigo que estamos en guerra contra él, pero lo más importante es que el Señor nos ha dado la victoria y que nuestro Dios es quién pelea por nosotros. Además cada vez que usamos nuestro pandero desatamos Justicia de Dios para su pueblo, reconociendo que su justicia siempre fallará a nuestro favor.
«Y cada golpe de la vara justiciera que asiente Jehová sobre él, será con panderos y con arpas; y en batalla tumultuosa peleará contra ellos.» [Isaías 30:32]


Ahora que conoces el mover del pandero en las artes, sabes lo que estás haciendo cuando tomas tu pandero y danzas. Te insto a tomar tu pandero y ministrar con él en presencia de nuestro Dios.

«Entonad canción, y tañed el pandero,
El arpa deliciosa y el salterio
» [Salmo 81:2]

Andrés Padilla
aoctaviop@gmail.com
Líder Área de Panderos
Ministerio Internacional de Artes
Pies de Guerra
Turrialba, Cartago, Costa Rica